Archivo de Autor

DIOS HA TENIDO MISERICORDIA, CON ELLA LLEGÓ LA CONCORDIA

El Día Mundial
de Asistencia Humanitaria,
se celebra gracias a un decreto oficial
la ONU lo estableció,
cuyo objetivo principal
es rendir un homenaje especial
a todos los profesionales de la salud
y trabajadores humanitarios,
que a pesar de los obstáculos,
continúan realizando
una hermosa labor
en pro del bienestar
de millones de personas
en todo el mundo.

¿Por qué, celebrar
el Día Mundial
de Asistencia Humanitaria?
Los trabajadores humanitarios,
son los verdaderos héroes por la vida.
Y si se siente la vocación
estarás siempre incluido

Todos unidos por un mundo
libre de pandemia.
Para ayudar a los demás
con pasión y alegría…

Cómo todo
en este mundo
se deja llevar
por su propia fuerza
y la confluencia
de los astros.
Para mi amiga
Juanita, Auxiliar
de energía positiva
que llegó un día especial.

Dios ha tenido misericordia.
Y con ella. llegó la concordia.

En este día tan especial
mi pluma se deja llevar
para dar a ver como ser
del humano la diversidad.

Agradecer
a una pequeña,
pero gran mujer.
Una de estas hermosas
personas maravillosas
que actúan sacando la fuerza.
Y dando su energía,
cariño y alegría.

En esta fecha
en plena pandemia,
a mediados de un mes
que me hizo ver y sentir
su gran dulzura, y sencillez
con relajada humildad
profesionalidad y buen hacer.
Mi agradecimiento a ella,
y a tantas personas como ella
que viven para ayudar y amar.

Juanita, morena de ojos risueños
voz armoniosa, angelical.
Gran profesional, de empatía sin igual
que llegó a poner en calma mi alma
supo llegar
en el momento oportuno.

¡Gran diferencia con su compañera!
Que en la primera
quincena le precediera.
Como la cara y la cruz
El día y la noche
Delicia y maldad.
Los dos lados de un lazo
que no se pueden unificar.

Me sentía dolorida
defraudada, pero segura
de que no era por mi proceder.
Y todo aquello, sin duda
no iba a trascender.
Pero no estaba
dispuesta a aguantar
tanta insensatez.

No podía creer
que esto me pasara a mi
con lo que había luchado
contra las injusticias
de los más débiles
trabajando de forma altruista
saber reaccionar a simple vista.
Desde esa etapa de adolescente
en los talleres
con los peques
y con mi gente.
Recordando
los poemas de Gloria Fuertes
en concreto el dialogo
del Hipopótamo y la Mariposa
que había leído tanto,
tantas veces…
toda la vida, trasmitiendo
y trabajando en la igualdad
en la convivencia
la diversidad cultural
cantando como terapia
para llegar
a ellos trasmitiendo
valores con el ejemplo
con la musicoterapia
y la ludoteca que en ese tiempo
podía llegar a ellos
divirtiéndonos
y jugando.

Ese dueto terminaban,
los dos animalitos
tan diferentes…
¡Para la amistad
con amor
no importa el tamaño
ni el color!

Pero esa compañera
del gremio
Entre comillas…
dedicada se supone
a la sanidad, a ayuda
ya aquél que lo necesita
sea mujer, u hombre
niño o mayor
si está incluido
poder mitigar
su dolor
trabajar con alegría
día a día
trasmitir con ilusión
con la gran decisión
de ser feliz haciendo el bien.
Desde el primer momento pude percibir
que no llegaba de buena gana
no estaba preparada para ello.
Su malestar, enfado, inseguridad
seguido de una latente agresividad.
Intenté romper esa frialdad.
Le dije mi nombre
y ella contestó con el suyo.
Le pregunté el significado del mismo
y me dijo que nunca lo había sabido.
preguntó
si yo a caso sabía el mío
le dije si claro.
Altar del Cielo
le sentí reír
y pensé.
Ya se está rompiendo el hielo
esto va mejor…
Pero en pocos minutos intentó
contagiar mi calma
con la intensidad
de su rabia o ira
que llevaba muy
dentro metida.
¿Qué mal,
le podría haber tratado la vida
para no dejar de trasmitir
esa energía negativa
de descontento, y rebeldía?
Me quise como siempre
poner en su puesto
y me dije para mí
en todo momento
¿Quién no ha tenido un mal día…?
Mi gozo en un pozo
al día siguiente
llegó con una prepotencia
gritando con gallardía,
soltando una sarta de improperios
una gran mentira, mal forjada
y que nadie cuerdo
se creería.
Se vio enredada
en su propia mentira.
Sin saber, ni querer
aprender ni escuchar

¡Espero que su alma encuentre la calma…!

Hacer hincapié en la importancia
de la actuación o selección profesional,
preparar, cribar y reconocer al personal.
Mi desaliento y descontento,
sufrido y sentido,
más que con ella
con el estamento
que no le hacía
honores
para nada,
en ese momento.
Es por esto tan casual
o más bien causal
que la vida nos deja
una de arena
y otra de cal.

¡Gracias Juanita, por ser y estar!

©Araceli García Martín

Granada 19 de Agosto de 2021


SIGUE SIENDO TÚ

La Humildad y la Honestidad, dificil verlas porque a veces pasan desapercibidas para algunas personas, aunque ellas hablen por si solas no se les sienten porque no gritan, porque no imponen, ni están en las cortes, ni en pódium de grandezas con medallas ni comilonas en su mesa.
Hay personas que no las perciben, claro que esas personas ni las conocen, por eso tampoco las escuchan. ¿Pero sabes? No importa nada esa gente . ¡Da igual! Así tú al comenzar de nuevo tus clases nuevo curso nuevo otoño, no dejes de trabajar con esas cualidades que te hacen especial. Sigue tomándolas de coraza para poder avanzar con dignidad. Puede que a veces cueste segur subiendo, precisamente porque parecen mas pesadas que otras cualidades, pero es por lo valiosas. y el miedo que inspiran a esa otra gente por todo lo que brillan en su pequeñez . Así que tú anda con la cabeza bien alta, siendo TÚ, sin que nadie pueda dañarte ni hacer cambios, ni trueques con algo que tienes en gran estima.

© Araceli García Martín


Noche de Otoño Lunera

Este calor no es normal.
abro puertas y ventanas
para que se ventile la noche
y entre paulatinamente,
el susurro de todas sus horas
y me provoquen a escribirte.

Así, con su brillo sin derroche
la luna se filtra, llega a mi vera
con ojos zalameros sin parpadear
un rato como locuela. se queda.
Me dice ¡Quería entrar!
y me pide un cantar…
Juguetona vueltas y requiebros,
entre sabanas de sueños sin dueño
por mis ojos insomnes.
se insinúa a mis letras
con sonrisa lunera.

Despeina mi melena,
ý luego la peina
se toma mi infusión
con ocho gotitas de limón.
Juguetona, la muy tragona
va silbando y saltando
por la copa de los árboles.

Los estorninos despiertan
de su parada en su emigrar,
poder descansar
se desperezan con su piar,
le dejan ver su malestar.

Me dice segura bailando
de aquí para allá:
Tú, sabes todo de mí
Conoces mi deambular
Conoces todo cuanto
me vuelve loca
y cuanto me hace saltar.
Como tomar mis lágrimas
y abrazar mis sonrisas
con olor a castañas y pinar.

Entre la bruma y la brisa
vas marcando el camino
del plateado versar.
Por el momento,
entre letras, con mi aliento
llegar a los pies de la cama.
Y yo, le abrazo, le atiendo
le escucho, le beso
entre sueños.

Y más tranquila,
se va la loca bailando
entre la luz del día
con los luceros jugando.

Porque sabemos
que detenerse es morir
y el regreso será posible…
¡Quizá, otra noche, otro día
puertas y ventanas se vuelvan a abrir!

Así de nuevo ella,
la luna de otoño,
entre nubes cargadas
de sinfonías y gris
llegue con su manto sutil
con su magma de fantasía
a mis letras de melancolía.
y volvamos a fluir.

© Araceli García Martín


PENSAMIENTO A MEDIA VOZ

Los Pensamientos han sido durante mucho tiempo las flores del recuerdo. También son un símbolo de la unión, y tal vez es por eso que son tan apropiadas para recordar a los que ya no están en nuestras vidas. por ello, todo parece confluir en ciertas fechas así como el relámpago, el trueno el viento y el agua son a la tormenta.

Cómo no soy de llevar flores a aquellos que ya se han ido, mi recuerdo hoy para esas personas entrañables que han pasado por mi vida. Esto es para ti, cuando decías tan de repente y muy serio y a mí me daba risa.
Vivo sin vivir en mí, y tan alto el nivel oigo, que con rabia al ruido odio. Desde esos momento de mi adolescencia prematura esta frase la hice mía. Quienes me conocéis sabéis que no es de ahora y lo poco que me gustan las voces, los lugares cerrados con el volumen a toda pastilla.
Evitar las faltas de educación o groserías de cualquier forma o estilo. Por ejemplo, hablar en voz demasiado alta, a gritos o a distancia mata la intimidad de la convivencia.
El que se esté de mal humor o que no tenga un buen día, quizás otros motivos, pero no quiere decir que los que estamos cerca estemos sordos o tengamos que estarlo.
¡Quien lo desee se marque sus auriculares y no moleste a sus vecinos sobre todo si pasan las doce de la noche…!

Muchas gracias.

© Araceli García Martín


MI AMOR ESTIVAL PODRÍA SER

 

Ideal, pretencioso
Sustancioso, soñado
Embrujado, trasparente
Alquimia, filtro
Especial madrugar.

-Idealizado-

Colgué bajo el tórrido sol
mi felicidad en tus ojos
idealizado… nuestro amor
para ver mejor
como podría
ser la vida,
juntos los dos.

-Pretencioso-

Tú podrías ser
siempre mi amante
mi rostro favorito,
eterno, constante
mi primer
amor tierno y bonito.

-Sustancioso-

Nunca te marchaste
de mi pensamiento
con solo verte y escucharte
vuelvo a saborearte
en todo momento.

-Soñado-

Tu, siempre mi sueño
mi sabor frutal favorito.
Tocas mi lengua
de principio a fin
dejándome sin aliento
renaciendo siempre en ti.

-Embrujado-

Vuelvo a perderme en tu nube
vuelvo a sentir tu sonrisa revuelta
tu misterioso embrujo envolvente
el que bombea mi cuerpo
al que le abro la puerta.

-Trasparente-

Con celo,
sin duda revuelo
voy desprendiendo
mi velo trasparente
bajo tu brillante lucero
me siento desnuda luna
en tu noche silente.

Alquimia

Mi cuerpo,
bajo tu embrujo de fuego
se derrite como metal
sin desenfreno
filtrándose caliente
por los huecos de mi cuerpo
control ya no tengo.

-Filtro –

Soy, agua, sal aceite
y mucho más entre tus dedos
En la alquimia de las almas
fusión especial tus llamas
donde nunca más…
Nadie jamás
por mi cuerpo resbalara.

-Especial –

Tú podrías tener
todos los secretos para salvarme
yo podría amarte desprendida
de todo aquello
que la sociedad te irrita.
Haciendo a dúo la lenta lava
De un camino desde el infierno
Hasta el refrescante mar.

–Madrugar—

Tú podrías ser mi veneno, mi cruz
Yo podría amarte más que a mi vida
si no estuviera tan cegada con tu luz
Y tu dejaras mi corazón más relajado
Los dos podríamos quedar enroscados
En el rico rocío que nos regala la madrugada.

© Araceli García Martín


ROMANCE DE LA LUNA Y EL CANARIO AMOR

Alguien le hizo creer
al bello canario Amor
que él…
era más y mejor
cantando,
brillando en el cielo
como un lucero.

Su padre le contó un día
Vivimos en la tierra
para frenar el llanto
para llevar la alegría.
Tu canto,
ha de ser insistente
tú eres mejor que la luna
Tú eres mejor que el Sol.
Tú eres lo mejor
Tú, serás…
tu propio Dios.

Desde entonces
el pequeño canario
cuenta y recuenta
desde el suelo lunar
de sus clavículas
sus alas. las mareas,
sus etapas
del venir y marchar
de miles de estrellas
reflejadas en el mar.

Cómo volar
sobre los cráteres
y darles forma de luna llena
en vez de estrellas.
Ser canto de canario
insistir en su trabajo.
Cuentan
en los días de sol fuerte
y su resplandor
canario Amor
se enamoró
de Luna…
en Macaronesia
Casi
se quedó ciego
de tanta belleza
pero se dijo:
¡Yo puedo…
Yo puedo!
Pudo acumular
el calor de sus besos
en sus alas,
y dejó regueros de caricias
de poemas y delicias
sobre los muslos
de la blanca dama.

Se sentía bien,
antes de morir
al comprobar al admirar
esa marca de nacimiento
que les hacía diferentes
a los niños de su pueblo.

Todos tenían en su frente
brillo de estrellas
en sus ojos miradas de cráter,
en sus pies el dulzor de la banana
en sus labios calor
de clavel rojo pasión
y en sus sueños…
en sus sueños
siempre se encontraban
volando y cantando
bajo el encanto
del sombrero
de la luna
y su resplandor
con la melodía
del canario
Amor.

© Araceli García Martín


Ser y Estar

Escríbeme tus ganas, en el silencio
mientras sosiegan entre los labios
instantes de piel y escalofríos
y lugares en transparencia…

Ser a tu demanda, baile de velos
dulzor de besos, suaves pensamientos
de susurros fluidos, entrecortado aliento
y tu greda… ¡Entre mis pechos siento!

Caliéntame las vías oscuras
recorridas de gotas y pecado
lengua y gemidos
cruzando cada secreto

Estar, así donde queremos estar
confluyendo en el ritmo perfecto
viendo las estrellas brillar
lubricando nuestra intimidad.

Grítame entra las manos
donde el infierno estratifica
y señala el límite
entre el ser y la inconsciencia.

Perseguir labios entre labios
lujuriosos extrarradios
descubriendo el interior los dos
entre la gran escalada llegar
a la petit mort.

Estar, urgencia

Luego de éxtasis
llena mis ojos
áspera sensación, cruda emoción
en el instante tuyo y mío…

Y en un solo grito

Déjame ahogar
entre nubes y lluvia
músculos y tensiones
extrema y detonante fusión.

En un solo acto, estoy dentro
soy
¡Culminación y placer…!

¡Ya, ya si…! Así mi amor
llegamos a estar
en el espacio
y ser dos en fusión.

© Araceli García Martín & Greg D.


Entre Deseos Y Pasiones

Obra del artista Renso Castaneda
Imagen: Obra del artista Renso Castaneda

Voy entre deseos
y pasiones
bailando
por horizontes
con velos al viento
la libertad de mis amores
en todo momento.

Pisaré lozana el mar
descalza
tierra blanda
duro suelo
húmedo sueño
mi amor en libertad.

Si en el ocaso
pisas
el bien
que no recelo
y disfruto sin prisas
feliz
sintiendo tus pasos
en mí.

Porque soy ser
de piel abierta
venas y arterias
que te avisan
y avientan
de mi sentir
de mi desconsuelo
y sufrimiento
de mi vivir
al viento
por el momento
sin ti.

Son llagas desiertas
que arrastro
y como caracol
ensucio el suelo
sin tino y desatino
en un mundo
de deseo
pero no libertino.

Es de tal manera
la fuerza amorosa
que grita
diciendo:
No me encerréis
ni me insultéis
por aquello
que no sabéis.

Que si yo no me guardo
Yo no me escondo
Yo no me canso
Yo no me tapo

El amor
no se esconde
ni se tapa
ni se puede frenar.

No critiquéis sin razón
no me escondáis
no me juzguéis
no me condenéis
por aquello
que todos deseáis

Voy entre deseos
y pasiones
bailando
por horizontes
con velos al viento
la libertad de mis amores
en todo momento.

© Araceli García Martín


EL BAILE DEL CODO

Dijo Sun Tzu:

El arte supremo
de la guerra
es doblegar
al enemigo
sin luchas.

Tomando la expresión
La música amansa las fieras…

Comencemos a bailar
tan frescos como
en el río las truchas.

¡Una
dos y tres
la esperanza
no se puede perder!

Con el baile del codo
Sin más guerra
cuerpo a cuerpo,
aleteo del loro.

Sin más heridas
sin más armas
que oleajes en el alma.

Arte supremo de doblegar
al enemigo, sin olvidar
que sigue aquí
que no se ha ido.

Caer rendido en su nido
La inseguridad puede sonar
como flauta o varita mágica
de notas ondulantes en vidrio.

Adagio es brillo sin pas de deux
despacio tocan los codos
sin alzar al cielo.

Oigo los chapines al chocar.
Sabiendo que se puede
seguir sintiendo todo
una y otra vez
el propio sonajero
del quiero y puedo.

¡Una
dos y tres
la esperanza
no se puede perder!

© Araceli García Martín

Imagen: Los guerreros en tiempo de crisis.
Pintura de Alex Arango

BREVÍSIMOS

Alfa…

Atravesamos etapas
y nos vamos
desmaterializando
mientras se añora
recobramos la memoria.

Beta…

Me confieso al papel,
y a ti… Para superar
las ganas de escribir.

Zeta…

Desesperados algunos sólo
se desahogan cuando
se cuelgan de la soga.

Infinito…

 

suave saludo
talento, momento
solicito secreto
sueño bonito
lanzado al viento.

© Araceli García Martín

 

 

Nota del autor: Poesía publicada en la 9ª antología poética Mi sentir dejo escrito en el viento , del grupo La Guarida del Lápiz y Papel donde he tenido el placer de participar.


NOCHE DE SAN JUAN

Entre aromas
de azafrán y sándalo
chispas en el ambiente.

Baila para su hombre
sobre la cumbre,
con calzón celeste
alrededor de la lumbre.

Despacio se desprende
de su alcanfora de gasa
color salmón y ámbar.

Sonido de castañuelas
pechos al aire en la noche
como relucientes estrellas.

Va dejando sobre la arena
la amplia bocamanga delantera.
Ambas prendas trasparentes
casi ardiendo….
ruedan hasta el fuego
jugando con el viento.

Leve pintura de hojas de laurel
se destacan por su ombligo.
de donde bebe él.

En el embudo
de sus piernas largas
con ajorcas de plata
sonido de cascabel.
Ella baila, y baila
como una rosa
Embelesado,
la guitarra
toca él

© Araceli García Martín

Imagen; La Rosa de Granada Una bailarina del antiguo Egipto
del pintor George Owen Wynne Apperley


Alma De Poeta

Bajo sombrero de paja y cuidada barba
el poeta, armónico por los balcones canta
entre bandadas de gorriones.

El sol reluciente se filtra por las manos de la diosa
pide inspiración que toquen con su flauta melodías hermosas
de un amor estival que ya pasó.

Las almas de seres de pelo gris
llegan noches de incertidumbre
a sus sueños que le hacen percibir
hablar con ellas buena conversación.
Aconsejan sabias claves de dirección.

Alegres todos llegan a la guarida
letras suenan alegres en su corazón
son perlas, de ostras y suave limón.

La joven que no come,
le aplaude y le anima
entre fogones,
hermosos camarones
tocan la guitarra junto a un gato siamés
se pone a maullar y canta con él
de entre sus pies danzarina,
su perrita le ladra y le mima.

Pero y él… ¿Lo supo alguna vez?
que su alma es un ave desnuda
a veces sin plumas
que le pide letras, bajo la luna.

Todos los días en armonía sueña
despertar abrazado a su amor
que llegará en época estival.
Bajo la almohada de grandes rimas
poemas vuelan más allá del mar.
Sus ideas se aclaran y su voz se afina.

© Araceli García Martín


CASDADESES Y…

CAS
Castañas amargas y vanas
de carne que no engañe
ni de noche, ni de mañana.
DAD
Querer aparentar gran humildad…
no dice de vos más que querer
hacer creer su propia falsedad.
ES
Es así vos tal cual,
sobre todo cuando
asegura buscar la verdad.
SES
Sepa, que son solo sus actos,
los que le delatan.
Y… dicen más, de vos
que sus palabras.

© Araceli García Martín


Plegaria dominical

Cuando el alma en vapor habitó el rosado azul cielo. Se paró a escuchar el canto del ave que tembloroso, agitaba sus alas en la rama de un árbol frondoso, y que hacía sombra a un cuerpo inerte.

Bronco rugido salvaje eco de la montaña por el vuelo bajo del helicóptero de salvamento. Iba produciendo grandes ondas en el apacible río, y el viento formó espuma, es así que el vapor caprichoso refrescó las caras preocupadas y miedosas. Fue una tarde-noche de espera, e incertidumbre, de miradas filtradas por la ventura desventurada.

Al otro lado de la ciudad sin saber de noticias, al bajar la persiana su vista quedó iluminada en el cuadro que la naturaleza le regalaba luz en rayitos de paz que traspasó la retina quedando prendidos en el corazón, Instante sublime de tarde no tan apacible a mediados de un mayo algo raro y confinados.
Cómo todas las noches su oración le ayuda a cerrar los ojos y descansar tranquila aunque el dolor de cabeza no le deja pegar los parpados : En esta cama me acuesto/ no sé si despertaré/ con Dios confieso y comulgo/ y creo en la Santa Fe.
Y la suerte se suelta la melena milagrosa, un día más en la mano de Dios, sin olvidar que la luz al igual que los hechos, solo son los Derechos Reservados del Poder Omnipotente de su Autor.

© Araceli García Martín
domingo 16/05/2021
Granada/ España


RUMOR DE MADRE EN MI CARACOLA

El olor de los celindos en flor se adentra por la ventana
y con ellos el recuerdo de otras primaveras en la playa
descalza jugaba con mis hermanas.
Eran, las sonrisas blancas carcajadas sonoras
de seres cercanos y el corazón libre en calma.
Eran, sueños en una botella lanzados al horizonte.
Eran, tardes sin horas escuchando la historia
de Genoveva de Brabante.
Eran, rayos de sol en mis manos.
Fácil era ganarles al subir el monte.

Todo el tiempo del mundo en la palma de sus manos
regalo de vida era cómo fruto de la higuera
abierto en dos les guiaba con amor.
disfrutando las reuniones con sus hermanos.

Eran numerosas ramas de familia enraizada
Era, el instinto de madre grande, que nunca cansaba.
y su largo bolso en bandolera pegado unido a su cadera.
con apartados y piezas de fruta recogida
nos llamaba para hidratar con batidos
regalando frescura y dulzor.

Eran, esas peras limoneras,
maduradas en el árbol.
¡Qué rico su sabor!

Estar y ser, verle presente
en todos los momentos
acompañaba en sus jornadas
inciertas de algarabía, de ir venir
de sus reflexiones a las charlas con la gente,
junto a ella no se podía nadie aburrir.

Siendo suero, luz en el levantarse al madrugar
de sus vida susurrando un cantar desde su cama.
Era, la tisana que templaba el frio de sus desconsuelos.
Y al llegar la tarde disfrutar de sus meriendas con felicidad
sonrisas y pronto llegarían. todos los demás
para llenar el barco, para alegrar su hogar.

Disfraz del duende de un cielo azul
música alegría allí madre
dónde estabas tú.
En el recuerdo ancho
hoy solo parece una ola.

Mi estanque en calma
Mi casa, mi luz, mi alma.
Más que daría yo hoy
por sentir, esas primaveras.
Y tu rumor madre
en mi caracola.

© Araceli García Martín


-GOTAS, SOLO GOTAS-

HOY DÍA MUNDIAL DEL AGUA – Con veinte euros al mes, quince personas tienen acceso a agua potable durante un año a través de un pozo de agua.

-GOTAS, SOLO GOTAS-

Si te centras únicamente en ti mismo,
tu vida puede que sea pequeña y vacía.

Si te abres a los demás y no dejas de amar
tendrás motivos para vivir, para seguir.

Una gota es valiosa, un rio lo es mucho más.
Pero es la unión de todas, las que les hacen llegar
a ser grandes olas en la mar.

© Araceli García Martín


LOS ANTEOJOS DE DIOS

Le dijo; No busques más
tienes delante de tus ojos
la felicidad…

Un hombre, su cielo,
su caballo y su fuego.

El cura sacó su toga
dejando sobre la mesa
de la sacristía una llave
y unas gafas muy de ahora.

Desde el día ese
que me pediste
ir a tomar un café
pasaron ya unas décadas
conociéndonos poco a poco
lentamente sin demoras.

Y desde el primer momento
tu me cautivaste,
y sigo prendida a tu influjo
a tu nombre a tu voz
a tu timbre ronco
de cigarro rubio.

Me gustas por tu sabia
pero sencilla charla
poder ser tu invitada
y tu mi cocinero experto
y siempre eres el primero.

A caballo mis cabellos se mojan
de la mar sus encantos se agrandan
y en las dunas tu propuesta descansa
tu mano se resbala sensual por mi cara.

¡Ay! tú, mi amor
me dijiste; Fueron
los anteojos de Dios.

¡Ay! tú mi amor
mi sueño de siempre
hecho hombre.

¡Ay! tú mi amor
mi estación de invierno
que arde y salta chispas
en mi lumbre.

© Araceli García Martín


NIÑA DE LOS CINCUENTA EN VALPARAISO

Niña fuerte, trabajadora
preparada desde pequeña
aprendió por si sola
la responsabilidad del trabajo,
todo bien hecho, y una hora,
para cada cosa.

Era feliz con todo lo que hacía
así ella por agua a la fuente iba,
a hacer la compra de la leche a la vaquería
antes del colegio no más se hacía de día.

Aprendiendo la responsabilidad,
de ayudar a sus mayores y a la humanidad
a correr sin miedo en la más absoluta oscuridad
a que nadie le mojara la oreja,
hacerlo todo contenta y sin queja.

Saber cómo tirar de la ropa
cuando ruge la tormenta.
Aprendió a nadar contra corriente
siempre tan inteligente.
Se entrenó para ser feliz
disfrutar y cernir
de lo malo, lo bueno
de lo bueno, lo más bello,
del trabajo bien hecho
y la recompensa
zapatos nuevos
que sus padrinos gustosos
le compraran.

A su padre la comida llevaba.
volver rápido para comer ella
aunque fuese algo de la despensa,
fregar los platos aprisa
para volver al colegio
siempre con una sonrisa
cantaba y corría.
para no llegar tarde
las cuestas bajaba y subía.

En los oficios de la reflexión
y el intelecto en su entorno,
su familia, en el Ave María
aprendiendo todo, de todos.

¡Todos los días con alegría!

Tomando el camino
que consideraba
correcto en la vida.

© Araceli García Martín


RESPIRAR AMOR TAMBIÉN EN CORONA VIRUS

Cuando la felicidad está
delante de nuestros ojos
y no la sabemos apreciar
sin darnos cuenta se le deja pasar.

Sin notar que siempre estuvo
en nuestro humilde hogar,
en el patio de siempifloras,
celindas y rosas.

Risas de niños por la calle jugando
sin preocupaciones saltando.
Allí bajo el árbol frutal,
de besos y abrazos
nuestros mayores
historias fantásticas contando.

En el patio tardes de veranos,
con notas musicales hoy volvieron.
reconocer que es ahora,
el momento el día radiante, tan bueno,
disfrutar el instante de todo lo bello que aflora.

Contemplando paso a paso en mi paseo matinal,
mirando el color de los almendros y respirar
el aroma a celindas, nardos y rosas
que la naturaleza se viste hermosa.

Sigue su ritmo,
aun con mascarilla me llega,
es el comienzo de la estación estival.
Es la primavera que nos trae un año más.

Los campos verdes,
vestidos de amor,
fluyen de rojos y blancos
de fachadas encaladas de felicidad,
poder contemplar, el regalo de la vida
respirar, disfrutar…

© Araceli García Martín


VIDA

Por muy hundidos
que se esté,
la vida abre caminos
a nuestros pies.
No existe una noche
sin un nuevo amanecer.
Me tomó de la mano,
me abrazó el alma
con su mirada
Dijo:
– ¿Bailamos.?
Ya, sin palabras
sólo la música
y la aceptación,
rompiendo muros
del silencio,
de soledad,
y de marginación.
Así, la palabra
“VIDA”…
tomó sentido.
en mi corazón.

© Araceli García Martín


MI ORQUIDEA BLANCA

Orquídea Blanca
Se me ha pedido ser
la voz mensajera
de un gran amor
que mes a mes
se ve crecer.
Y es así,
que me encuentro
contemplando
estos seres queridos
que desde el primer
día que se encontraron
no se han separado.
Tus pies, los míos
Tu piel, la mía
me abrazas a ti
y a tu gente.
Así fue comprobar
simplemente
la similitud
que entre los dos había.
Tu sol, el mío.
Tu luna, la mía
El cielo, las estrellas
Todo cuanto relucía.
La puesta de sol
hasta una noche de amor.
Despierta. despierta
la realidad,
es todo cuanto
podamos forjar,
tocar, sentir
año tras año,
siempre
juntos los dos.
Abriendo la puerta
todo por sentir
y todo por vivir.
El agua clara,
en nuestra cara
y otra mañana
el único rio sentido
que en su caudal
nos ha venido.
Cuando no nos vemos
sabemos
que es solo un kilómetro
lo que nos separa.
Estar respirando en calma
la inmensidad
de nuestras almas.
Ver sentir, vivir,
la intensidad
de nuestro amor
siempre juntos los dos.
Más que un mar azul
y el cielo en tecnicolor
comenzando a clarear
cantar mirarme en ti
en tus ojos el dulzor
con el placer de ser
unión perfecta de amor.
Tiernos primeros
rayos del día
que aún haciendo frio,
nos regala el sol.
Cuando habla el corazón
no importa ser poeta ni escritor
el que se hace sentir es el amor.

© Araceli García Martín


QUIEN CALLA EL CANTO DEL POETA

¡Anda jaleo, jaleo !
Quien calla el canto
de una sombra reflejada
en la fuente grande
que le nombra.
Quien calla el silbido
de una ráfaga de balas
Quien deja la garganta
de un jilguero, agujereada.
Quien calla el frío filo
del cuchillo
que deja rosas ensangrentadas
sobre un grillo.
Quien calla el chillar
de grajos
sin rienda
que picotean ojos
hasta las cuencas.
Quien calla el crujir
de las piedras
de un castillo sin rejas.
Qué seres cobardes,
ruines le dieron fin
a la sonrisa inerte para siempre.
Quien dejó al poeta sin paloma de la paz.
Que seres encañonaron su buena cuna.
Quien rompió para siempre su pluma.
Quien calla el canto
triste del poeta.
¿Quién te calla?
Quien tocará las palmas
en la zambra
para alegrar las almas.
Quien dará el rasgueo
al gemir de sus guitarras.
Quien frenará el llanto
de un piano.
Quien robó el duende
a su gitano.
Canto de un poeta
que suena entre olivos
al son de castañuelas
y al olor de claveles
con destino de olvido.
¡ Anda jaleo, jaleo!

© Araceli García Martín


TALISMAN

¡Ay niña Alba
princesa de la Morería!

Recién amanecido
resplandor de la mañana
Temprano sonaron
las palmas en la zambra.

Tacones de bailadoras
bailes por bulerías
sonrisa de mar y olas
antojo de caracolas.

El lucero del alba
cantando venia
castañuelas tocaba
y las campanas tañían
cuando sus ojos grandes
sonrientes luceros llegaría
brillo que a todos contagiaría.
.
La caja con mucho bombo
la guitarra que bien suena
le daremos la bienvenida
a esta niña morena.

¡Ay niña Alba …!
princesa de la Morería.

De Jun es y Granadina
campanera y con candor
a las cinco de la tarde atina
en la plaza del Carmen
con todita la calor.

Un abanico le ofrecen
pero ella cantando dice:
¡Antes muerta, que sencilla
ese abanico no pega
con mis lindas zapatillas !

Desde el lugar de
Barabara Bereberes
ayer quedamos sorprendidos
de la fuerza que desprendía
con su bravura, su alegría
y todos sus poderes
que tan necesitados.
estamos en estos días.

¡Ay niña Alba …!
princesa de la Morería.
ay ay chiquilla
Cuidado a ver
esa mascarilla.

Con mis talismanes,
Decía: nada malo pasaría.
Gargantilla que regalara
la abuela en su día.
Rojo vestido,
que con poderes
ha venido.
De coral rojo
pendientes
para el mal de ojo.

¡Ay niña Alba…!
princesa de la Morería.

¿Quién se quitó el sombrero?
¿Quién te enamoraría?
¿Cuál sería el torero
que su capa a tus pies lanzaría?
¡Ay niña Alba…!
princesa de la Morería.

Tiene gracia y salero
la niña dicharachera
que tanto, tanto queremos.

© Araceli garcía Martín

Narrado por: Araceli García Martín


MIRAR AL PAJARITO Y SONRÍE…

Reflexión, parafraseando a Jostein Gaarder

Tal vez no exista una intimidad más grande que la de dos miradas que se encuentran con firmeza y determinación, y simplemente se niegan a apartarse.

Jostein Gaarder.

Porque al hablar, frente a frente tus ojos me esquivan. Están
haciendo algo , a veces solo mirando a otra gente.
Porque intento mirarlos y siempre están mirando por ese objetivo y si a veces resulto ser yo la esquiva, al estar al otro lado. esperando ver tus ojos.
Cuando notes que los tuyos te hacen fotos, no pongas la mano… Ni apartes la mirada, saca tu mejor sonrisa con poses de alegría, de loco ser que ama a su familia. Mira en tus próximas fotos dígnate en mirar al objetivo. Fijar tus ojos en ella y sonreír, sonreír con ganas puede que en unos años esa sea la gran imagen del pasado… Aunque tu corazón esté lleno de pena dame una mirada de alegría y esperanza. tu sonrisa. tu alegría tu olor a sándalo en ella.
Cuando te miro, cuando veo tus fotos tumbado bajo el árbol son miradas serias de semblantes y miradas de lado. Siempre miro tu boca subo a tu nariz, un poquito más arriba y allí están.
Tus ojos son ojos que me esquivan. Ríe con esos ojos solo un poquito. aunque se cierren — Ríe con tu frente algo arrugada, tu corazón risueño. Puede que si, estés haciendo lo que hace mucha gente… Pero en este caso me llegaras alegre que es como te quiero ver.

¿Dime porqué? ¿Por que me esquivan tus ojos cuando les miro?. . ¿ Qué dicen tus ojos?
Me gusta tu frente. tu nariz rosada , tu barbilla. tus orejas puntiagudas, pero que me quieren decir esos ojos que se agachan, me esquivan, no me miran… No me hablan.

©Araceli García Martín